Contact

Los cuidados básicos de la madera son:

  • Eliminación de las humedades existentes.
  • Reparación de los elementos estructurales y no estructurales de madera.
  • Sustitución de los elementos estructurales y no estructurales de madera.
  • Aplicación de tratamientos preventivo-curativos tanto a los elementos de madera como a los que no lo son (muros, suelos, etc…).

A pesar de que productos como las pinturas de imprimación o las lacas especiales son muy indicados para proteger este tipo de material, su uso continuado puede cerrar sus poros y ensuciarse con el tiempo.

Hay productos naturales, como aceites de algunas plantas, resinas de árboles o cera de abeja, que consiguen unos resultados excelentes a la hora de tratar la madera.

Así pues, los aceites y las ceras permiten que la madera respire, lo que hace que no se reseque y que su buen estado de conservación se prolongue: no contienen disolventes, poseen un aroma agradable, proporcionan una protección más que suficiente y, puesto que no tienen resinas artificiales, son inocuos.

Por otro lado, también es cierto que las superficies aceitadas y enceradas a menudo no son tan resistentes, pero se pueden reparar más fácilmente que los muebles lacados.

Cuidados

Cuidados
662 620 269Llámenos e infórmese